Amelia Earhart

Amelia Earthart fue una aviadora estadounidense, famosa por haber sido la primera mujer que realizó una travesía del Atlántico en solitario. Entre otras proezas, fue también la primera persona en realizar con éxito un vuelo entre el continente americano y la isla de Hawai.

Con una gran vocación por la aviación, consiguió también a lo largo de su vida muchas marcas de vuelo. Su desaparición a la edad de 40 años, cuando se encontraba sobrevolando el Pacífico, contribuyó a que Amelia Earhart se convirtier en una auténtica leyenda.

Amelia nació el día 24 de julio del año 1897 en la ciudad de Atchinson, dentro del estado de Kansas, en los Estados Unidos. Era hija de Samuel Stanton Earhart, más conocido como “Edwin”, un abogado que trabajaba para un grupo de empresas del ferrocarril, y de Amelia Earhart, conocida con el nombre de “Amy”.

Amelia Earhart

Amelia Earhart

Los primeros años de Amelia Earhart

Amelia tuvo una infancia feliz y llena de comodidades. Sus primeros años de vida transcurrieron en Atchison, su localidad natal, donde estaba al cuidado de sus abuelos maternos. Su abuelo, Alfred Gideon Otis, aunque estaba ya jubilado, había sido un prestigioso juez federal.

En el año 1905 el padre de Amelia consiguió un trabajo de ejecutivo en Des Moines, una ciudad del estado de Iowa, a la cual se trasladó a vivir toda la familia, incluida Amelia, que por aquel entonces tenía 8 años de edad.

Durante su infancia, Amelia se caracterizó por su personalidad inquieta, y por su afición a participar en un sinfín de actividades que se consideraban reservadas a los chicos. Sentía una gran admiración hacia las mujeres que desempeñaban trabajos de los que en aquella época se creía tenían que ser realizados por hombres, e incluso coleccionaba los recortes de prensa que hablaban de ellas.

La juventud de Amelia Earhart

Amelia, tras cursar sus estudios primarios  y secundarios, se matriculó en la Universidad de Columbia, y posteriormente siguió algunos cursos de verano en la Universidad de Harvard.

Pronto una serie de acontecimientos negativos recayeron sobre la familia de Amelia. En 1911 murió su abuela de Amelia, y hacia esta misma época su padre empezó a tener problemas con la bebida, perdiendo su empleo a consecuencia de ello. Una de las consecuencias de estas vicisitudes es que la familia se muda varias veces de domicilio, hasta acabar en la ciudad de Springfield, en el estado de Missouri. Los problemas no cesaron, y los padres de Amelia deciden separarse. La madre se traslada entonces  a la ciudad de Chicago, llevándose con ella a Amelia y a su hermana Muriel.

Durante la contienda de la Primera Guerra Mundial, Amelia se hace voluntaria, prestando sus servicios como enfermera en un hospital de Toronto, en Canadá.

En 1920 la familia decide trasladarse a vivir a California, y es entonces cuando nace en Amelia la afición por la aviación, cuando asiste a un espectáculo aéreo y tiene la oportunidad de sobrevolar la ciudad de Los Ángeles. Amelia queda tan entusiasmada con el vuelo que al terminar pronuncia las siguientes palabras: “Tan pronto como despegamos sabía que tendría que volar de ahora en adelante”.

Amelia Earhart: nace la aviadora

Amelia Earhart empieza entonces a recibir clases de aviación, que le fueron impartidas por otra mujer considerada como pionera de la aviación femenina, Neta Snook. Al poco tiempo Amelia consigue comprar un aeroplano, al que pone el nombre de “el Canario”, con el cual no tarda en realizar un vuelo a 14.000 pies de altura, con lo que consigue un importante record. Ello ocurre a finales del año 1922.

Al año siguiente, en 1923, consigue su licencia de piloto, otorgada por la Federación Aeronáutica Internacional. Sólo 15 mujeres en todo el mundo la habían conseguido antes.

En el año 1927 Earhart entra a formar parte de la Asociación Aeronáutica Internacional, al mismo tiempo que promueve la aviación entre las mujeres. No tarda en ser reconocida como una de los mejores pilotos estadounidenses.

En el año 1931 contrae matrimonio con George Palmer Putnam, un conocido editor y explorador.

En mayo de 1932 se convierte en la primera mujer que realiza una travesía en solitario del Atlántico, estableciendo al mismo tiempo una marca de velocidad. El Congreso de los Estados Unidos le hace entrega por ello de la Cruz Distinguida de Vuelo, un galardón que jamás había sido entregado a una mujer.

Posteriormente lleva a cabo diversos vuelos, muchos de ellos de costa a costa de los Estados Unidos, y en el año 1935 realiza una travesía entre Honolulú (Hawai) y Oakland (California), sobrevolando el Océano Pacífico, y siendo el primer piloto del mundo en llevarla a cabo con éxito. Hemos de tener en cuenta que el recorrido de esta travesía es superior a la distancia que separa Estados Unidos del continente europeo.

Amelia Earhart emprende su gran sueño

En el año 1937 Amelia anuncia que va a realizar uno de sus grandes sueños, intentando dar la vuelta al mundo siguiendo la línea del ecuador. Emprende la aventura el 1 de junio de este mismo año, junto a Frederick J. Noonan, su copiloto y capitán estadounidense. El viaje empieza en Miami, en el estado de Florida, desde donde se desplazan hasta el continente africano y, posteriormente, hacia las Indias Orientales.

Amelia Earhart desaparece en el Pacífico

El día 2 de julio de 1937, con dos tercios de la travesía ya realizados, el avión en el que viajan Emilia y su copiloto desaparece en un temporal encima del Océano Pacífico.

Pese a todas las leyendas y especulaciones que se hicieron en su momento, actualmente no se conocen aún los motivos del accidente, y ni tan sólo en qué punto exacto tuvo lugar. En este momento Amelia empieza a ser ya toda una leyenda.

Aún actualmente han tenido lugar algunas búsquedas de los restos del avión para averiguar lo sucedido, habiéndose encontrado algunos indicios, aunque no se ha podido confirmar nunca que pertenecieran a la audaz aviadora. Algunas fuentes sostienen que el avión se vió obligado a realizar un aterrizaje forzoso en las islas Fénix, y más concretamente en la isla de Nikumaroro, donde los dos ocupantes sobrevivieron como náufragos durante un tiempo. Sin embargo, ello contrasta con la versión oficial, que defiende que el avión se quedó sin combustible, lo que provocó su caída en las aguas del Pacífico.

La vida de Amelia Earhart llevada al cine

En el año 2009 la vida de Amelia Earhart fue llevada a la gran pantalla, de la mano de la cineasta Mira Nair, que dirigió la película “Amelia”, con un guión escrito por Ronald Bass, y con la actriz Hilary Swank interpretando a la famosa aviadora, acompañada de un prestigioso elenco de actores, entre ellos Richard Gere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *