Carlos Chávez

Carlos Chávez es un personaje de origen cruceño que ha tenido una cierta relevancia, no sólo por su desempeño como directivo en la Federación Boliviana de Fútbol sino también por haber sido uno de los principales acusadas de presunta corrupción mientras lideraba dicho organismo; dichas acusaciones no se pudieron confirmar y Chávez quedó impune.

Si bien Chávez siempre contó con muchos enemigos, también recibió el apoyo de una gran cantidad de hinchas y figuras poderosas del entorno sudamericano. No obstante, cuando salieron a la luz las múltiples denuncias que aseguraban los hechos de corrupción vinculados a varios dirigentes de la FIFA, Chávez fue investigado e imputado por varios delitos, que incluían estafa y extorsión.

Carlos Chávez nació el 26 de noviembre de 1958 en Santa Cruz de Bolivia y falleció el 3 de agosto de 2018 en San Pablo (Brasil). Su nombre ha dado la vuelta al mundo al ser uno de los principales acusados por los juicios de corrupción en el fútbol boliviano.

La carrera directiva de Chávez comenzó en 1997 al convertirse en el director de Oriente Petrolero. Sin embargo, sus ojos estaban puestos en otra dirección. Así en 2006 resultó electo como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). El hecho sorprendió a muchas de las personas vinculadas con el mundo del fútbol.

Muy pronto se disiparon las dudas y Chávez mantuvo su puesto durante más de nueve años, llegando incluso a convertirse en tesorero de la Conmebol.

En 2006 Chávez fue acusado por nueve delitos por parte de la justicia boliviana y encerrado en el penal de Palmasola, en Santa Cruz. Mientras se hallaba privado de su libertad se le diagnosticó un cáncer, que acabaría con su vida ocho meses más tarde.

Su familia, durante el velorio, hizo responsable a la Justicia Boliviana de la enfermedad de Chávez, porque todas las falsas acusaciones y la mala sangre que le hicieron pasar durante los últimos años derivaron en la aparición de la misma.

Carlos Chávez acusado de corrupción

Mientras se resolvía el caso, Chávez fue cesado de su cargo, impidiéndole concluir su tercer mandato al frente de la FBF. Se le acusó por seis delitos y mientras el jurado preparaba su veredicto que le ganaron su reclusión en el penal de Palmasola, en Santa Cruz de Bolivia; siendo decretada por el juez Roberto Valdivieso. Entre sus cargos se incluyen varios casos de soborno millonario para mantener limpio su nombre.

Unos meses más tarde el médico que le atendía en la cárcel, Alfredo Romero, informó a los juzgados que su paciente padecía cáncer y que podía ser perjudicial para su salud mantenerlo reclutado. El Tribunal resolvió entonces apartarlo momentáneamente del caso.

Carlos Chávez murió en una clínica de Brasil, después de unos días de intensos padecimientos, en agosto de 2018.

Sobre la inocencia de Chávez no se sabe mucho, no obstante, la justicia no ha podido implicarlo de forma contundente en los cargos que se le adjudican. Asimismo, el dirigente, en varias ocasiones habló firmemente de su inocencia y de la tranquilidad que sentía por haber hecho las cosas bien.