Don Quijote de la Mancha

Don Quijote de la Mancha es uno de los personajes más famosos de la literatura en lengua española y uno de los más conocidos fuera del contexto hispanoamericano. Fue creado por Miguel de Cervantes Saavedra y vio la luz en 1605.

Las aventuras de Don Quijote aparecen en una obra que se publicó en dos partes bajo el título de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. En verdad el personaje principal de la obra se llama Alonso Quijano, que cansado de tener una vida monótona decide lanzarse a la aventura como caballero y para ello se pone de nombre Don Quijote.

El objetivo de la aventura es encontrar a una mujer que se le ha aparecido en sueños, Dulcinea del Toboso. Así, se pone al camino junto a Sancho que se convierte en su escudero y decide ayudarlo, defenderlo y protegerlo. Como Don Quijote pone en riesgo su vida en varios momentos de la aventura, la presencia de Sancho se vuelve fundamental para mantenerlo a salvo de sus delirios y de los peligros reales.

Don Quijote de la Mancha es el personaje más popular de la Literatura Española

Don Quijote de la Mancha es alto y sumamente delgado, de aspecto sombrío pero con una capacidad para ironizar y hacer reír que resulta sumamente sorprendente. En sus aventuras le acompaña un joven molinero llamado Sancho Panza, y un caballo y un asno, de nombres Rocinante y el Rucio, respectivamente.

Don Quijote es un personaje que hace referencia a ciertos aspectos de la idiosincrasia española, que tienen que ver con el delirio y una mirada un poco esquizofrénica sobre la realidad que les lleva a no aferrarse a las soluciones tangibles sino en emprender una búsqueda casi demencial para superar sus problemas. Esta idea tan afianzada en el pensamiento de Cervantes le incentivó a escribir esta historia que se caracteriza por presentar situaciones descabelladas y dar rienda suelta a los delirios de Don Quijote de la Mancha.

El idealismo de Don Quijote de la Mancha

De todas formas, si lo leemos con atención llegamos a la conclusión de que Don Quijote es en realidad un idealista, un hombre que desea poner su granito de arena para conseguir que los demás razonen y busquen caminos de paz y armonía para resolver sus conflictos. En todo se aparece ese idealismo, pero en su romance con Dulcinea del Toboso, que no deja de ser una figura que crece en su cabeza según él la deja.

A través de la lectura de este libro podemos entender que Don Quijote de la Mancha puede ser una criatura fabulosa, en la cual podemos mirarnos y repensarnos.

Tan fantástico ha sido este personaje que a lo largo de la historia de la literatura muchos autores han hecho referencias directas o indirectas a él a través de la reflexión ensayística y de la ficción.

El final de la historia de Don Quijote de la Mancha es bastante desolador. Sus aventuras se terminan cuando sufre una derrota que lo obliga a regresar a su casa y abandonar para siempre esa vida nómada. Poco tiempo después recupera la cordura pero muere a causa de la melancolía.