Gerardo Ortíz

Gerardo Ortíz es un cantante de origen americano que se destaca dentro de la música latina. Es hermano del también cantante Kevin Ortíz, con quien ha realizado algunos trabajos en equipo. También tiene su propia discográfica.

Gerardo Ortíz nació en Pasadena (Estados Unidos) el 5 de octubre de 1989 en una familia de origen latinoamericano. Desde pequeño se sintió atraído por la música latina y por eso en cuanto tuvo la ocasión comenzó a desarrollar su carrera musical.

La música de Gerardo Ortíz se encuentra dentro de la clasificación, banda, y dentro de ella de los subgéneros corridos y norteño-banda. Su repertorio incluye tanto temas propios como canciones populares con versiones propias. Se hizo popular tras sus notables apariciones en el Festival de Viña Del Mar.

Gerardo Ortíz dio el pistoletazo de salida a su carrera al participar en el reality show musical infantil “Código F.A.M.A.”. Su voz cautivó la atención del público y de los productores y desde aquel momento las ofertas comenzarían a tocar a su puerta.

Sus primeras apariciones en público fueron como telonero de diferentes bandas latinas en diversas fiestas y espectáculos. Así fue gestándose y consolidándose su estilo y su voz, que le llevarían a convertirse en uno de los artistas de referencia dentro de la música latina.

Premios en la carrera de Gerardo Ortíz

En 2010 fue nominado por primera vez para los Grammy Awards 2011, por su álbum “Ni hoy ni mañana”, dentro de la categoría de Mejor Álbum Norteño, y dos años más tarde consiguió 4 Premios Billboard de la música mexicana. Sus seguidores se cuentan en miles y sus álbumes se encuentran entre los más vendidos del género latino.

Entre los discos más conocidos de Gerardo Ortíz se encuentran “Entre Dios y el diablo”, “Archivos de mi vida”, “Hoy más fuerte” y “Comeré callado” (publicado en dos volúmenes). Asimismo ha sacado numerosos álbumes en vivo, tales como “En vivo Las Tundras”, “Encuentro de amor” y “Tú de qué vas”.

Gerardo Ortíz también ha participado de programas televisivos, tales como “Tengo talento, mucho talento” (producido por la cadena televisiva Estrella) y ha hecho algunas apariciones en la pantalla grande tanto interpretando personajes como haciendo cameos; “Cara a la muerte” y “Como un sueño”, son las dos más destacadas.

Gerardo Ortíz se ha visto envuelto en una acusación de violencia de género cuando publicó su videoclip “Fuiste mía”, un tema en el que aparece una pareja heterosexual que discute y rompen la relación. El elemento que lo llevó a ser acusado por hacer apología del delito es que en dicho vídeo el hombre interroga violentamente a la mujer y la prende fuego. Aunque el cantante argumentó en su defensa que se trataba de una relación ficticia, tuvo que pagar una multa de 50 mil pesos mexicanos (2.700 dólares).

Su disco “Comeré callado” surgió de esta experiencia.

Las posturas por parte de los medios de comunicación son contradictorias. Algunos lo apoyan a Ortíz considerando que intentan censurar su arte, otros señalan que el hecho de que la ley persiga este tipo de afirmaciones delictivas puede servir para luchar contra la violencia institucionalizada.