Ismael Rivera

Ismael Rivera es un prestigioso músico puertorriqueño a quien se le conoce principalmente por haber dotado al género de la salsa de nuevos sonidos sin olvidarse de las raíces. Se lo conoce por varios apodos, tales como Maelo, el Brujo de Borinquen y el Sonero Mayor de Puerto Rico.

Ismael Rivera nació en San Mateo de Cangrejos, en Puerto Rico, el 5 de octubre de 1931. Entre sus temas más conocidos podríamos señalar “Las Caras Lindas” y “El Nazareno”, con los que consiguió hacerse un nombre y ganar una gran cantidad de seguidores.


La música echó raíces en Ismael desde pequeño. Le gustaba quedarse contemplando el mundo, absorbiendo los sonidos y repitiéndolos con palitos y todo objeto que encontrase. Sin embargo, le prometió a su madre que antes de dedicarse a ella aprendería un oficio.

Debido a que su familia atravesaba una situación pequeña, Ismael tuvo que abandonar los estudios y se empleó de lustrabotas. Pocos años más tarde, con 16 años comenzó a aprender el oficio de albañilería para conseguir un sueldo estable y poder mantener a los suyos.

Sin embargo, la música le tiraba mucho y por las tardes, junto a su amigo Rafael Cortijo, se reunían en la Calle Calma para hacer música, tocando en los rumbones.

La carrera musical de Ismael Rivera

Su debut en la música fue como conguero como parte del Conjunto Monterrey, donde su amigo Cortijo era bongocero. Pero Ismael quería cantar, y mientras trabajaba intentaba buscar la forma de dedicarse a eso que amaba.

Y el turno le llegó en los años cincuenta, cuando consiguió unirse a la Orquesta Panamericana de Lito Peña. Su voz comenzó a sonar y al público le encantó. Temas como “El charlatán” y “La sazón de abuela” le sirvieron para conquistar a grandes y chicos y convertirse en poco tiempo en un referente salsero de Puerto Rico.

La fama de Ismael Rivera no se quedó en la isla. “El charlatán” consiguió atravesar las fronteras y prodigarle muchas alegrías a nivel internacional.

En 1954 fundó con su amigo Rafael Cortijo el conjunto Combo de Cortijo. El éxito que conquistarían sería tal que en poco tiempo grabaron una decena de discos. En el Combo de Cortijo Ismael se lució como vocalista al interpretar de formas nunca antes vistas temas populares como “Palo que tú me das”, “Maquinolandera”, “Yo soy del campo” y “María Teresa”.

Durante décadas Combo de Cortijo tocaba en los hoteles de lujo más destacados de Puerto Rico y participaba de espectáculos importantes en emplazados como el Palladium Ball Room.

La difícil vida de Ismael Rivera, acentuada profundamente por la muerte de su amigo Rafael Cortijo le provocaron una fuerte depresión. Con motivo del aniversario del fallecimiento de su compadre, se organizó un homenaje en el que Ismael prometió cantar. Sin embargo, el violento impacto causado por la pérdida hizo que perdiese la voz.

Esto le fue afectando seriamente su salud, hasta que el 13 de mayo de 1987 falleció de un infarto. Tenía 55 años y faltaban unos pocos días para el evento en el que no pudo participar.