León Trotsky (Lev Davidovich Bronstein)

León Trotsky fue un político y revolucionario ruso, proveniente de una familia judía. Se opuso en forma clandestina al régimen de los zares, para lo cual organizó la Liga Obrera de Rusia, la revolución comunista rusa de 1917 y la creación del Ejército Rojo. Fue el líder del movimiento de izquierda internacional identificado como trotskismo, que sostenía la idea de revolución permanente.

León Trotsky era un hombre culto graduado en derecho, muy buen escritor y además gran orador, de personalidad arrogante. Al decir del historiador inglés y periodista especializado en diplomacia europea Alan Taylor, León Trotsky fue el mejor líder que tuvo la revolución.

León Trotsky se inició en la política en el año 1896 cuando tenía 17 años. Se integró a los populistas círculos de Mykolayiv primeramente, y luego no tardó en integrarse al marxismo. Gran conocedor de la teoría de Marx, aportó a ella su desarrollo de la teoría de la revolución permanente, que posteriormente fuera asumida en la Revolución Rusa por Lenín.

Bolcheviques y mencheviques

Muchas veces León Trotsky fue detenido y deportado. En 1902 huyó de Siberia, donde estaba detenido, para unirse en Londres con Lenín, quien ya en el exilio aparecía como jefe de los opositores socialdemócratas. Si bien discrepaba con su forma autoritaria de dirigir el partido, prestó colaboración a él e intentó reconciliar a los bolcheviques (a quienes dirigía), con la facción rival de los mencheviques de la socialdemocracia rusa.

León Trotsky en la revolución rusa de 1905

De regreso a Rusia, participó en la revolución de 1905 organizando el consejo revolucionario o primer soviet. Pero con el fracaso de la revolución volvió a ser deportado a Siberia, de donde escapó al año siguiente. Recorrió varios países del mundo para tomar contacto con núcleos de conspiradores revolucionarios, y al volver a Rusia en 1917, estalló la revolución que derrocó a Nicolás II, el último zar ruso que había tenido como consejero a Rasputín.

El desempeño de León Trotsky fue esencial al servicio del partido bolchevique para lograr la conquista del poder de Lenín e instaurar en Rusia el régimen comunista.

Abandonó su anterior trayectoria como socialista independiente para poner su talento organizador al servicio de Lenín, integrando el partido bolchevique como miembro del comité central y siendo elegido (en Petrogrado) presidente del sóviet. El apoyo de León Trotsky fue trascendental en el gobierno soviético hasta la muerte de Lenín, en especial en asuntos de política internacional. En 1918 negoció la paz de Brest-Litovsk con los alemanes, retirando al país de la Primera Guerra Mundial para consolidar la revolución rusa.

El Ejército Rojo

Cuando Lenín estaba en la cúspide del poder, León Trotsky fue comisario de guerra en el período 1918 a 1925. Desde ese lugar y en condiciones realmente muy difíciles, fundó y organizó el Ejército Rojo que era el instrumento principal de la consolidación del nuevo régimen soviético y fundamento patriótico sobre el que éste se asentaba. El ejército rojo logró una gran victoria luego de la revolución, cuando ocurrió la Guerra Civil rusa.

Stalin al poder

Cuando Lenín se retira de la política en 1922, luego de sufrir una apoplejía, y a pesar de que su deseo era que León Trotsky fuera su sucesor, fue inevitable el acceso al gobierno por parte de la troika que integraban Grígori Zinoviév, Liev Kámenev y Stalin, con quienes tenía diferencias ideológicas.

Stalin manipuló esas divergencias para conseguir aliados dentro del partido, de los que posteriormente se deshizo. La llegada de Stalin al poder hace que León Trotsky sea destituido en 1925 como comisario de guerra, y expulsado del politburó al año siguiente. Sus adversarios políticos lo enviaron al exilio en 1928 a Asia, y fue también desterrado en 1929 de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

El exilio de León Trotsky

Aún en el exilio, León Trotsky no cesó en su lucha revolucionaria. Primero se exilió en Turquía, y posteriormente en Francia y Noruega. Por último, y gracias a la gestión que realizara el pintor Diego Rivera ante la presidencia del país para albergarlo, fue convocado por el presidente Lázaro Cárdenas a alojarse en México en 1937.

León Trotsky fue perseguido en el exilio por nazis que asaltaron su casa en Noruega, y por pistoleros comunistas que ametrallaron su vivienda en México.

En México vivía en una especie de palacete que era defendido como una fortaleza, cuidado por guardaespaldas armados. Tenía amistad con el famoso pintor mexicano Diego Rivera como con su esposa Frida Khalo. Destrozado por la muerte de su hijo en 1938, se reconcilió con su origen judío y se interesó en el drama de su pueblo al final de su vida.

Asesinato en México

Por orden de Stalin, un agente soviético dirigía en México el operativo contra León Trotsky. Si bien la casa estaba fuertemente custodiada, el plan consistía en enviar a un comunista español llamado Ramón Mercader, para que se infiltrase en el círculo íntimo de una de las secretarias, con la que fingió y premeditó un noviazgo formal. La estrategia era ingresar en la casa para asesinarlo, a través de la relación con la secretaria Silvia Ageloff por la cual ya había visitado la casa una decena de veces haciéndose pasar por simpatizante político.

Cuando León Trotsky estaba trabajando en su despacho, Mercader ingresó con la excusa de mostrarle un artículo y lo atacó salvajemente por la espalda hundiendo en su cabeza un piolet, piqueta de montañismo que llevaba en el bolsillo de su abrigo. El grito de León Trotsky fue un estruendo en la casa pero logró salir de la habitación y comunicar la identidad de su atacante a su esposa antes de morir.

El 20 de agosto de 1940 León Trotsky falleció, luego de haber entrado en coma el día anterior momentos después de la tragedia. Cerca de trescientas mil personas asistieron a sus exequias en la capital mexicana. El asesino fue condenado a 20 años de prisión, para recibir en 1960, cuando fue liberado, la condecoración por parte de la Unión Soviética que lo homenajeó como héroe.

Algunas de sus obras como escritor

  • 1905 Resultados y perspectivas
  • El socialismo en los Balcanes
  • La guerra y la Internacional
  • Jean Jaures
  • El derecho de las naciones a la autodeterminación
  • Lenín como tipo nacional
  • Las lecciones de la Comuna
  • Literatura y Revolución
  • En España
  • Historia de la Revolución Rusa (tomos I y II)
  • Mi vida
  • La revolución permanente
  • La revolución traicionada
  • Stalin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *