Rubén Darío

Rubén Darío, cuyo nombre real era Félix Rubén García Sarmiento, fue un prestigioso poeta nicaragüense, que ejerció también de periodista y de diplomático. Se le considera como uno de los abanderados del Modernismo dentro de la lengua española, así como uno de los poetas más influyentes del siglo XX.

Rubén Darío nació el día 18 de enero del año 1867 en Nicaragua, en el departamento de Metagalpa, en la ciudad de Metapa, actualmente conocida como Ciudad Darío.

Sus padres fueron Manuel García y Rosa Sarmiento. Su familia paterna era conocida con el nombre de “los Darío”, y por este motivo Rubén decidió usarlo como apellido.

Rubén Darío

Rubén Darío

Infancia y años escolares de Rubén Darío

Cursó sus estudios primarios en una escuela de la ciudad nicaragüense de León, perteneciente al departamento del mismo nombre. Desde muy temprana edad siente una gran afición hacia la lectura, y empieza a escribir poesía, que le publican en un rotativo local. Y en 1881, con tan sólo 14 años de edad, empieza a colaborar en varios periódicos.

Comienzos literarios de Rubén Darío

En 1882 decide viajar a El Salvador, país presidido en aquella época por Rafael Zaldívar, cuyo secretario es el poeta Joaquín Méndez Bonet, de nacionalidad guatemalteca. A instancias de Méndez, Zaldívar acoge bajo su protección a Rubén Darío.

En 1883 vuelve a Nicaragua, y decide establecerse en su capital, la ciudad de Managua. Allí sigue escribiendo en varios rotativos.

En 1886 Rubén decide viajar a Chile, país en el que permanece durante tres años, y en el cual se dedica a escribir en diversas revistas y periódicos, entre ellos “El Heraldo”, “La época” o “Libertad electoral”. En este país entabla amistad con el escritor Balmaceda Toro, hijo del presidente del gobierno chileno. Éste no sólo introduce a Rubén en los principales círculos literarios y sociales del país, sino que además le empuja a publicar su primera obra, un libro de poemas al que pone el título de “Abrojos”. No tarda mucho en publicar otro poemario, “Rimas”.

Al cabo de dos años, en 1888, Rubén Darío, que se encuentra todavía en Chile, publica su segunda obra, “Azul”, que es también un conjunto de poemas. Este libro es considerado como la primera de sus publicaciones modernistas, y otorga a Rubén una gran fama, gracias a la cual le ofrecen un puesto de corresponsal en el periódico de Buenos Aires “La Nación”.

En 1889 el escritor cambia varias veces de residencia, viviendo en diferentes países de Centroamérica. Durante esta época sigue escribiendo poesía, al mismo tiempo que colabora en diversos rotativos.

Rubén Darío, su consagración como escritor

En 1892 Rubén Darío decide desplazarse a Europa. Viaja a Madrid como miembro de la delegación diplomática de Nicaragua, donde conoce a muchos políticos y a prestigiosos escritores. También va a París, ciudad en la cual se sumerge en los ambientes bohemios.

En 1893 viaja a Argentina, instalándose en la ciudad de Buenos Aires, en la que permanece hasta el año 1896. En esta época publica “Los raros” y “Prosas profanas y otros poemas”, dos de sus principales obras.

En 1896 es enviado a España por el periódico “La Nación”, en el que Rubén colabora con sus crónicas, que son recopiladas y publicadas con el título de “España contemporánea. Crónicas y retratos literarios”. En esta época publica también otras obras como “Peregrinaciones”, “La caravana pasa” o “Tierras solares”.

En 1905 publica “Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas”. Y en 1913, en la revista “Caras y caretas”, una autobiografía denominada “La vida de Rubén Darío escrita por él mismo”. En este mismo año también publica “Historia de mis libros”.

Últimos años y muerte de Rubén Darío

En el año 1914 el escritor decide instalarse en la ciudad de Barcelona, donde publica la que será su última obra poética, “Canto a la Argentina y otros poemas”.

El estallido de la I Guerra Mundial le lleva a viajar nuevamente al continente americano, donde, tras pasar un período de tiempo en Guatemala, decide regresar a León, la ciudad en la que había vivido durante su infancia y en la que había cursado sus estudios.

El 6 de febrero del año 1916 Rubén Darío fallece en la ciudad nicaragüense de León, en cuya catedral fue sepultado.

Rubén Darío es uno de los poetas del siglo XX que más influencia tuvo sobre otros autores, como Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Pablo Neruda o Antonio Machado.