Tagore

Rabindranath Tagore fue un escritor de la India, filósofo, poeta, dramaturgo, artista, educador, músico y novelista. Tagore fue el primer no europeo que recibió el Premio Nóbel de Literatura. Con sus pinturas, canciones, ensayos, cartas, historias cortas y gran diversidad de poemas, Tagore fue un sabio que modernizó y reformó el arte bengalí en desafío a las críticas severas que lo vincula al clasicismo.

Tagore fue una de las más influyentes personalidades de su época, no solamente en la India sino en otros países del mundo también. Fue un embajador cultural que difundió su pensamiento sobre el ser humano e hizo conocer la cultura india. Famoso mundialmente por ser el primer asiático agasajado con el premio nóbel.

Aún en la actualidad la India y Bangladés cantan dos de las canciones del conocido bengalí como himno nacional: el Jana Gana Mana y el Amar Shonar Bangla. Tagore fue un observador lúcido de la realidad, que muy pronto se puso en contacto con la cultura europea convirtiéndose en uno de los más severos críticos de la europeización india.

Una familia de la nobleza

Perteneciente a una familia de nobles que se abocó a la renovación espiritual de Bengala, Tagore nació en Calcuta en el año 1861. Era el menor de los catorce hijos de Sarada Rabat y Debendranath Tagore.

Fue educado junto a su padre en un retiro que la familia tenía en Santiniketan. En el año 1878, los padres lo enviaron a estudiar música y literatura en Gran Bretaña.

Niño precoz

Tagore ya había escrito a los doce años su primer drama, dando cuenta de su precocidad: “La derrota de Prithviraj”. Su mala experiencia escolar en la niñez en una escuela británica, influyó en su vida adulta para crear un método nuevo de enseñanza.

Cuando fallece su madre, en 1875, Tagore hace una aparición pública temprana con la lectura de su propio poema “El don de la Hindumela.”

Una atmósfera literaria

Tagore vivió su niñez en una atmósfera artística de publicaciones literarias, representaciones teatrales y musicales. La familia Tagore era el centro de un grupo social que amaba el arte.

Su hermano mayor (Dwijendranath) era un respetado filósofo y poeta, mientras que otro de sus hermanos (Satyendranath) fue el primero de los indios admitidos en el elitista Servicio civil indio, que no admitía el ingreso de personas no blancas.

Asimismo, su hermano Jyotirindranath era un músico talentoso, autor y compositor de obras, mientras que su hermana Swarna Kumari Devi era célebre como novelista.

Con la esposa de su hermano Jyotirindranath, de la misma edad de Tagore, tuvo una amistad de influencia poderosa sobre él. Su inesperado suicidio lo afectó profundamente y marcó en forma visible el tono emocional de su vida literaria.

“Cartas de un viajero”

En 1878 viajó a Inglaterra con el fin de estudiar derecho, primero en una escuela pública y luego en Londres en el University College. Sin terminar sus estudios, abandonó Inglaterra luego de permanecer un año que le permitió conocer la cultura inglesa, a la que no abrazaba por su rigidez.

Sus años de estudiante fueron evocados en sus “Cartas de un viajero”, obra que fue escrita en 1881 y publicada en el periódico literario que fundaron sus hermanos, llamado Bharati. También escribió en esa época dos dramas musicales y una novela histórica llamada “La feria de la reina recién casada”.

El tiempo vivido en Inglaterra fue fundamental para su creación musical bengalí que mezcló a partir de ese momento las ragas clásicas de la India con la recién adquirida influencia occidental.

Unción matrimonial

En 1882 Tagore tuvo experiencias místicas que lo llevaron a escribir otra obra: “Cantos de la aurora”. Al año siguiente contrajo matrimonio con una joven mujer de dieciséis años, Mrinalini Devi, a partir de lo cual se dedicó a la administración de los bienes pertenecientes a la familia de su esposa.

También comenzó a viajar minuciosamente por Bengala, habiendo perdido a varios de sus cinco hijos. Su reputación como escritor y ensayista crecía con el tiempo, y sus obras eran muy elogiadas.

Cuando vuelve a viajar a Gran Bretaña (en el año 1890) escribe “Citra”, una colección de poemas. Y también el “Libro de los cumpleaños.”

Escuela de la libertad intelectual

En el año 1901 Tagore se trasladó a Bengala Occidental donde pone en funcionamiento, en una de las propiedades que le había dejado su padre junto a la dote de su esposa, una escuela experimental al aire libre que formaba a sus alumnos en los valores de la verdad, la bondad, la paz y el amor.

Las clases se impartían al aire libre (“-Mi escuela es un nido, no una jaula”-sostenía Tagore) para que no hubiera barreras entre la naturaleza y el alumno. La currícula incluía danza, música y otros tipos de manifestaciones artísticas.

La estructura tradicional de los estudiantes (vivían en una comunidad autosuficiente junto a un gurú) era un modelo muy atractivo para estudiantes internacionales muy talentosos, como así también para artistas, músicos y lingüistas.

Actualmente la escuela experimental de Tagore es una universidad estatal de la que está a cargo el gobierno indio, llamada universidad Visva Bharati.

Tagore concentró toda su energía en la obtención de fondos para fundar la escuela llamada Hogar de la Paz, en Santiniketán, en la que depositaría los recaudado posteriormente en el premio nóbel. En ella estructuró y estableció un sistema pedagógico en el que defendía la libertad intelectual de los seres humanos.

Sensibilidad y tragedia

Desafortunadamente, con posterioridad a la creación de la escuela la vida de Tagore estuvo signada por la desgracia. Murió su esposa en 1902, igual que una de sus más queridas hijas al año siguiente, en 1905 falleció su padre, y en 1907 su hijo menor quien fue atacado por el cólera, circunstancias que lo dejaron destrozado forjando su espíritu y sensibilidad de poeta.

Tres años después (1904), Tagore publicó un ensayo político al que llamó “El movimiento nacional”, en el cual se pronunciaba en favor de los ideales de independencia de su país. Y en 1910 escribió una de sus más conocidas obras: “La ofrenda lírica”.

Tiempos de conferencias en Europa

Desde el año 1912 fueron numerosas las invitaciones que recibió Tagore para viajar a Estados Unidos, Europa y algunos países asiáticos para pronunciar conferencias.

Día tras día se acrecentaba el prestigio del filósofo y escritor, pronunciando sus ideales en numerosas conferencias en Estados Unidos, Europa y Asia.

A partir de la Primera Guerra Mundial, y con motivo de la agitación de los ánimos en la India, Tagore definió su postura política adoptando una posición pacifista, desprovista de todo nacionalismo.

El primer asiático premiado con el nóbel

Luego de conocer al pintor William Rothenstein, que difunde entre sus amigos escritores británicos la versión inglesa del libro de Tagore “Gitanjali”, el escritor irlandés W. Yeats queda obnubilado con sus versos y escribe el prólogo de su obra.

La publicación fue realizada por la Sociedad India en Londres, y luego por Macmillan Press. En el mismo año 1910 Ezra Pound respaldó seis de los poemas de Tagore que aparecieron en la revista Poetry, de procedencia americana.

Elogiado y admirado internacionalmente, Tagore recibió un telegrama en noviembre de 1913 que lo informaba de la obtención del Premio Nóbel de Literatura, “por la profundidad, belleza y frescura de sus versos a través de los cuales, junto a su técnica consumada, ha convertido su pensamiento poético en una parte de la literatura occidental.

Destino del premio

Tagore destinó la retribución que recibió como premio a su proyecto educativo (en Santiniketán) creando una universidad (Visva Bharati).

Los años que siguieron al galardón los dedicó a viajar por el mundo brindando conferencias sobre sus escritos e ideas con la intención, no solamente de difundir sus pensamientos acerca del ser humano sino también con el fin de recaudar fondos para invertir en su universidad.

Los últimos años de Tagore

En los últimos años de su vida, Tagore se dedicó prácticamente por completo a la administración del centro de estudios que había conformado, el cual en 1921 se transformó en universidad internacional llevando el nombre de Visva Bharati.

Pasó sus últimos tiempos viviendo en Santiniketán, donde fallece el 7 de agosto de 1941, mientras que en el año 1951 su centro de estudios se habría convertido en universidad estatal.

Tagore siguió escribiendo sus obras literarias dando cuenta de gran madurez, y comenzó a expresarse también a partir de otra de sus pasiones: la pintura, a la cual había renunciado porque consideraba muy escaso su talento.

Sin embargo, sus pinturas fueron exhibidas en diferentes lugares del mundo como Estados Unidos, Alemania, Francia e Inglaterra, en exposiciones que han influído en las posteriores generaciones, al igual que su extensísima producción literaria que aún sigue vigente en nuestros días.

Algunas de sus obras escritas

  • “El hogar y el mundo”
  • “Gitanjali”
  • “Cartas de un viajero”
  • “El genio de Valmiki”
  • “Los cantos del crepúsculo”
  • “La feria de la reina recién casada”
  • “Cantos de la aurora”
  • “Citra”
  • “El libro de los cumpleaños”
  • “El movimiento nacional”
  • “La ofrenda lírica”
  • “Kacha y Devayani”
  • “El cartero del rey”
  • “Ciclo de la primavera”
  • “La máquina”
  • “Gora”
  • “La casa y el mundo”
  • “La luna nueva”
  • “El jardinero”
  • “La fugitiva”
  • “Sadhana”
  • “La religión del hombre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *