Vicente Espinel

Vicente Espinel fue uno de los más prestigiosos escritores españoles del Siglo de Oro, autor de una abundante obra y creador de la estrofa métrica conocida en su honor como “espinela”. Fue, al mismo tiempo, un reconocido músico, y a los 39 años de edad fue ordenado sacerdote.

Vicente Gómez Martínez Espinel, conocido popularmente con el nombre de Vicente Espinel, nació el día 28 de diciembre del año 1550 en el municipio de Ronda, dentro de la provincia de Málaga, en la comunidad andaluza.

Primeros pasos de Vicente Espinel

Sus padres fueron Francisco Gómez y Juana Martínez. Realizó sus estudios primarios en su localidad natal, Ronda, y, una vez finalizados éstos se matriculó en la Universidad de Salamanca, ganándose al principio la vida impartiendo clases de canto.

Vicente Espinel

 

Posteriormente, gracias sobre todo a su música, empieza a frecuentar las casas de personajes influyentes de la época, como el marqués de Tarifa o como doña Agustina de Torres, lo cual le permite relacionarse con músicos como Lara o con escritores como José Luis de Góngora.

En el año 1574 decide dedicarse a la carrera militar y se hace soldado, trasladándose seguidamente a la ciudad de Valladolid, donde se pone bajo las órdenes del Conde de Lemos, convirtiéndose en su escudero durante un tiempo, tras lo cual decide trasladarse a Sevilla, donde vive una vida muy disipada, ganándose la vida cantando en diferentes mesones de la ciudad, acompañado de su guitarra. En esta época escribe su primera obra, “Sátira a las damas de Sevilla”.

Su estilo de vida en la capital sevillana le lleva a tener que huir de la justicia, y, ayudado por el Marqués de Denia, marcha a Italia y empieza a trabajar bajo las órdenes del entonces gobernador de Milán, Alonso Pérez de Guzmán y Sotomayor, más conocido como duque de Medina Sidonia. Es apresado entonces por los berberiscos, que lo retienen en Argel, siendo más tarde liberado por los genoveses.

Primeras publicaciones de Vicente Espinel

Recorre entonces distintos lugares, entre ellos Génova o Flandes. En esta época escribe su “Égloga”, dedicada a su tío, Hernando de Toledo, con quien se encuentra durante su estancia en Flandes.

Vicente decide entonces recorrer Lombardía, lo que hace durante tres años, convirtiéndose en músico de la casa de don Antonio de Londoño, lo cual combina con su profesión de soldado.

En 1587 la muerte de sus padres le hace regresar a España, concretamente a la ciudad de Málaga, y escribe la obra “Canción a su patria”. En aquel entonces su amigo Francisco Pacheco de Córdoba era obispo de dicha ciudad andaluza, y Espinel le dedica una “Epístola”. En ambas obras se refleja el arrepentimiento del escritor ante su estilo de vida hasta este momento.

Vicente Espinel da un giro a su vida y se ordena sacerdote

Durante el año 1589 la vida de Vicente Espinel experimenta un brusco giro, ya que decide reemprender sus estudios, recibiendo clases de moral en su ciudad natal y terminando el Bachiller en Artes en la ciudad de Granada, todo ello durante este mismo año. Además, antes de finalizar el mismo, toma la decisión de marcharse a Madrid, capital en la cual se ordena sacerdote.

En el año 1591 publica su obra “Rimas”, que el escritor Alonso de Ercilla ensalza, calificándolas como “de las mejores de España”.

En 1599 Vicente Espinel es nombrado capellán del obispo de Plasencia, cargo que lleva aparejado el de maestre de música y que conservó hasta el fin de su vida.

Vicente Espinel: Escritor y músico de reconocido prestigio

Prestigioso escritor,  formó parte de la Academia Poética dirigida por Félix Arias Girón, y fue muy admirado por otros inmortales maestros de la pluma de la época, como Cervantes, Góngora, Quevedo o Lope de Vega. Este último, que llegó a ser alumno suyo, lo definió en varios escritos como “único poeta latino y castellano de estos tiempos” o “padre de la música”.

Obra de Vicente Espinel

De entre las obras publicadas por Espinel cabe destacar otras como “Diversas Rimas”, que vió la luz en el año 1591, siendo una compilación de toda su obra. También tradujo obras de artistas inmortales, como “Arte Poética”, una traducción de “Epistola ad Pisones”, de Horacio.

Además, podemos encontrar poemas de Espinel publicados dentro de obras de otros autores, como ocurre en “Flores de poetas ilustres” de Pedro Espinosa o “Guzmán de Alfarache” de Mateo Alemán.

No podemos dejar de mencionar la contribución de Espinel en la métrica, ya que a él se atribuye la estrofa de 10 versos, bautizada como “espinela” en su honor.

Como músico obtuvo un gran reconocimiento, y cabe comentar que a Vicente Espinel se le atribuye el hecho de haber añadido a la vihuela su quinta cuerda, más grave que las cuatro que ya existían, aunque no hay confirmación de ello por parte de los expertos en la materia.

Muerte de Vicente Espinel

Vicente Espinel murió el día 4 de febrero de 1624, y se encuentra enterrado en la bóveda de la Iglesia de San Andrés de Plasencia.