Kevin Ortíz

Kevin Ortíz nació bajo el nombre de Christopher Kevin Ortíz Medina en Pasadena (California), el 18 de septiembre de 1995, y es un artista polifacético que ha explorado entre otras disciplinas el canto, la composición y la dirección de videoclips.

Desde muy pequeño demostró una gran pasión por la música. No resulta llamativa esta inclinación viniendo de una familia de artistas, su hermano es Gerardo Ortíz, un famoso cantante latino que también ha participado en el programa televisivo “Tengo Talento Mucho Talento”.

A los ocho años Kevin comenzó a cantar en las reuniones familiares, llamando la atención con su voz angelical y su gran capacidad para atraer la atención. A los 15, cuando ya llevaba un tiempo preparándose, su hermano Gerardo lo invitó a subirse con él al escenario. Este hecho marcaría un antes y un después en su vida y le abriría muchísimas puertas.

Entre las virtudes de Kevin cabe destacar su actitud humilde y su gracia para moverse y actuar en el escenario. Asimismo, sus dotes físicas le han servido para convertirse en una figura deseada en el entorno de la música popular latina.

La música de Kevin Ortíz se encuentra fuertemente inspirada en las bases de la música tradicional mexicana aunque con ciertas variaciones y toques de música pop y electrónica. Esto le ha servido para conseguir una cierta importancia, dada la aparente autenticidad de sus composiciones.

La carrera musical de Kevin Ortiz

Con el objetivo de ayudar a otros artistas latinos pudieran entrar en el mercado americano, Gerardo Ortíz fundó la discográfica llamada Bad Sin Records, que sirvió para que muchos cantantes pudieran lanzar sus carreras y volverse conocidos en Estados Unidos. Esto fue de gran ayuda para Kevin, quien comenzó así su carrera musical.

Entre los álbumes más conocidos de Kevin Ortíz se encuentran “Con la misma sangre” (publicado en el año 2013), “Mi vicio y mi adicción” (que vio la luz en 2016) y “Aquí sigo todavía” (publicado este año). A partir de la publicación de su primer álbum la fama de Kevin comenzó a crecer.

Y no tardaron en llegar las nominaciones y los premios. En 2015 se hizo con el Premio Billboard al Artista del Año. Y fue nominado en tres clasificaciones más.

Ha grabado también con el asesor musical Manuel Cázarez. El trabajo más relevante es un disco con mezclas de música mariachi, que el propio cantante considera algo inclasificable: un disco muy completo que incluye colaboraciones con artistas de cierto renombre, entre quienes se encuentra su hermano Gerardo.

Cada vez que Kevin hace una aparición en público, para entrevistas o convenciones, habla sobre el gran agradecimiento que siente hacia su hermano Gerardo que fue quien hizo posible toda su carrera. Y cuando éste se vio envuelto en habladurías, no dudó en salir en defensa. En una entrevista ha hablado también de su gran admiración por Manuel Cázarez, a quien considera un maestro y con quien se ha entendido de maravilla para trabajar en este disco.

Aunque el futuro es impredecible, la carrera artística de Kevin Ortíz no ha hecho más que empezar así que se espera que en pocos años su fama se haya disparado notablemente.